Silenciaron mi voz de Eulogio UASD, pero no mi VOZ.

AlianzaAcademica noviembre 15, 2013 0
Silenciaron mi voz de Eulogio UASD, pero no mi VOZ.

¡Hace más de 24 horas silenciaron nuestra voz en el foro de Eulogio, un hecho cobarde de quienes se les ve perdidos, derrotados hasta en el ejercicio propio no solo de la palabra o línea discursiva, sino también hasta en el uso y abuso de poder en la administración de un espacio que dijo ser democrático!

¡Hace más de 24 horas silenciaron nuestra voz de Eulogio, pero la hicieron más fuerte, salimos de un espacio y construimos uno nuevo, ahí esta el blog, Facebook, twitter, diarios digitales!

¡Silenciaron mi voz en Eulogio pero fortalecieron la pluma y el papel y otros medios para seguir expresando con más fuerzas nuestras ideas, promoviendo debate en espacios verdaderamente plurales y participativos!

¡Silenciaron mi voz de Eulogio por cometer el pecado de no ser uno de ellos, de no comulgar con quienes en el pasado reciente entregaban obras grado a grado, con quienes cometieron acto de nepotismo!

¡Silenciaron mi voz de Eulogio porque supe MERCADEAR y CREAR conciencia al vender mi producto, sin atacar al contrario, a esos que dijeron que ivan y ya no van!

¡Silenciaron mi voz de Eulogio aún cuando traté con respeto a quienes irrespetan a todo el que no comulga con sus candidatos, mientras sufría y padecía en silencio cada calumnia, infamia perversa que salía despavorida de las malas lenguas de aquellos que el delirio los llevó a perder la razón!

Silenciaron mi voz de Eulogio, pero no mi VOZ.

¡Cara a cara, cuerpo a cuerpo, uno a uno, escuchará mi voz! Cantaré con el corazón, no solo por la UASD que queremos, sino por la UASD que el país necesita.

Silenciaron mi Voz de Eulogio, pero no lograron detener el palpitar de un corazón que ama y trabaja por lo mejor para la UASD.

¡Hoy más que nunca firme y decidido con el BIEN, firme y decidido a construir una mejor UASD a partir de Febrero del 2014 junto a la Etica, Mujer, Moralidad, Académica.

Amaury Reyna Liberato

Leave A Response »